TALLER COMUNITARIO para la comunidad Latino-Americana – 28 de mayo

 ¡Rechaza ser invisible!
Únete a la lucha contra leyes inmigratorias racistas.

TALLER COMUNITARIO para la comunidad Latino-Americana
Miércoles, 28 de mayo, 7p.m.
Mount Pleasant Neighborhood House
800 East Broadway (esquina Prince Albert) (Camiones #9, #99)
En Español (traducción disponible).
Para más información: lasurda@resist. ca 778-552-5214, 604-779-9306

INFORMATE SOBRE LA LEY C-50, COMPARTE TUS EXPERIENCIAS COMO INMIGRANTE Y
APOYA LA LUCHA POR LA JUSTICIA Y LA DIGNIDAD DE TU COMUNIDAD.

Con la propuesta ley C-50, el gobierno canadiense quiere hacerlo aun mas
difícil para los emigrantes entrar en Canadá.

De partida, rechazamos el pensamiento que algunos emigrantes valen más que
otros. Nosotros creemos que el movimiento libre de las personas es un
derecho humano fundamental y luchamos por un mundo en que nadie está
forzado a migrar contra su voluntad y en que la gente puede mudarse
libremente para poder vivir y crecer con justicia y dignidad.

Organizado por: LaSurda Colectivo Latino Americano y No One Is Illegal
Vancouver. Endorsado por: Justicia Para Trabajadores Migrantes B.C, Cafe
Rebelde, Canada Bolivia Solidarity Committee

? QUÉ ES LA LEY C-50?

En marzo de este año, el gobierno conservador de Harper introdujo una
serie de cambios al Acta de Inmigración y Protección de Refugiados (IRPA,
por sus siglas en Ingles) bajo la llamada ley C-50 – como un propuesto
cambio del presupuesto federal. Así el gobierno está tratando de
implementar grandes cambios en la ley inmigratoria sin tener que
proponerlos ante la cámara de diputados.

La ley C-50 dejará al ministro de inmigración el poder de rechazar
arbitrariamente una solicitación de inmigración a pesar de que la persona
esté calificada para inmigrar a Canadá según los criterios establecidos
que ya están muy limitados.

La ley C-50 dejará al ministro de inmigración el poder de restringir las
cuotas de nuevos inmigrantes según la categoría y país de origen de la
persona.

Además, la ley C-50 dejará al ministro de inmigración el poder de
controlar cuando una demanda de inmigración está revisada y dar prioridad
a gente que el gobierno Canadiense valora más según la mano de obra
requerida en el país.

La ley C-50 dejará al ministro de inmigración el poder de guardar,
devolver o simplemente rechazar una solicitud de visa.

Estos cambios dramáticos darán un poder inmenso y arbitrario al ministro
respecto a las solicitudes de inmigración. Resultarán en el empeoramiento
de un sistema de inmigración que ya esta sostenido por el racismo y una
discriminación obvia contra los pobres – un sistema basado en las
necesidades del mercado por una mano de obra barata.

El gobierno pretende que estas medidas son una solución al problema de la
creciente lista de espera de solicitudes de inmigración – dando al
ministro el poder de sacar gente que está por años en lista de espera.

La exclusión de inmigrantes basado en s u país de origen no es nada nuevo
en Canadá. La ley C-50 reproduce las políticas inmigratorias abiertamente
racistas que siempre han existido en Canadá tales como la ley de Exclusión
de Chinos de 1923, la ley de 1911 que negó la entrada a emigrantes
"negros", la política de disminuir la entrada de refugiados judíos durante
la segunda guerra mundial mientras que se estaban huyendo de la
persecución en la Europa ocupada por los Nazis y el internamiento de los
japoneses en Canadá durante la segunda guerra mundial.

Estos cambios legislativos propuestos vienen en un contexto del
crecimiento de la flexibilidad laboral empujada por el capitalismo global
y la construcción del estado – las fuerzas detrás de estas políticas
inmigratorias. Básicamente vivimos en un contexto donde los emigrantes
solo tienen el valor de su fuerza de trabajo.

También quieren decir que la gente que no está valorada por el mercado
canadiense actual no es bienvenida – discriminando contra la gente pobre,
los ancianos, los niños, gente con problemas de salud, incapacidades
físicas y los llamados trabajadores "sin especialidad alguna" (mayormente
mujeres). De hecho la más grande fuerza detrás de estos cambios son las
organizaciones de empleadores y los capitalistas.

¡Únete a la lucha reclamando la liquidación de la ley C-50!
Reclama la justicia y la dignidad para los emigrantes – ¡Nadie es ilegal!

From: Harsha <<mailto:harsha@resist.ca>harsha@resist.ca>                                
 

Taller Comunitario para la comunidad Latino Americana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *